Algo más que un viaje a Londres

Publicado en Personal el 20 de Septiembre, 2008, 1:25 por WhiteQueen

Dulce introducción al caos


            Una vez ubicada y más tranquila, a pesar de haber tenido una semana movidita y sobretodo esta mañana, por fin he conseguido plantarme y ponerme a escribir de una vez sobre el viaje y las novedades, ya que tal como anunciaba, venían vientos de cambio. Cambio de domicilio, mejoras, nuevas ilusiones, nuevas compras: una tele que es una pasada, un aspirador, una silla de ordenador, cositas y detalles varios para la casa…  Estoy muy contenta con los cambios, sobretodo con la casa, espero que me siga dando suerte quien me está protegiendo y que siga todo bien ya que hoy la suerte me ha acompañado pero mis compañeras no han tenido esa suerte, y me siento bastante mal por ello, las echaré muchísimo de menos y lo digo de verdad, pero debo seguir adelante y sólo espero que el que no estén no signifique que se  pierda totalmente el contacto, el tiempo dirá, por mí no quiero que pase.


Viaje a Londres


            Fue a primeros de mes el viaje, y debe influir el que no me ha fascinado tanto como pensaba que he tardado tanto en decidirme a escribir. Debo decir que a pesar de eso, hubo sitios y monumentos que me gustaron mucho, pero que la ciudad en si me esperaba algo mejor, me habían hablado tanto y tan bien de Londres que tal vez ha influido esa desilusión que me he llevado culpa de tanta expectación, tanto bombo pa na.

            El hotel normalito, pero no estuvo mal, lo cogimos muy bien comunicado, pegadito a la estación Victoria (allí Victoria Station), el tiempo nublado, como no, nos llovió día si, día también, el sol lo vimos un segundo como quien dice, pero bueno, eso era lo de menos.

            Me gustaron mucho los parques que pude ver, todos muy bien cuidados, enormes, con lagos enormes, no un simple charquito, con sus respectivos patitos, que me encantan, hice fotos para aburrir de los patitos, las ardillas que eran una pasada, también, hasta hice videos cortitos. Muy curiosos los cuervos, me llamaron también la atención. Pero vamos, que se notaba que cuidaban muy bien los parques, todos los árboles, las flores y sus animalitos.

            En cuanto a monumentos lo típico: el Big Ben guapísimo. La abadía de Westminster nos hubiera gustado entrar pero al final no entramos al menos por fuera ya nos dejó impresionados (por favor no confundir con la catedral de Westminster que es feísima). Iglesias varias también estaban bien. El palacio de Buckingham, por supuesto. Diversos monumentos como homenaje a Victoria, Albert y otros más… muy lujosos y guapísimos. Estatuas varias de Churchill, Sherlock Holmes (que estuvimos en la puerta de la casa ficticia que ha quedado como museo pero tampoco entramos) y otras que no recuerdo bien. Me gustó muchísimo el museo de Historia Natural, todo lleno de animales disecados, esqueletos, entre otras muchas cosas. No nos dió tiempo estar en el puente de la torre de Londres, pero si estuvimos en la torre de Londres, que es para verla con más tiempo, pero bueno, a pesar de ir con las prisas está muy bien. Aprovechamos un barco que hacen minicruceros por el Támesis pero a diferencia de Paris, todo lo importante que se podría ver desde el río, tapados por edificios feos o que no pegan ni con cola entre ellos, los muelles descuidados (por unas zonas ni existían). Muchos monumentos descuidados o tirando a sucios, cuando deberian tener dinero para ello, piensas en Lisboa que es más pobre y dices vale... pero Londres... no jodas, con uno de los monumentos "memorial" tienen para eso y más. No hablaré de más decepciones, prosigo con lo bueno.

            Sin duda era digna de ver la National Gallery, fuimos a las áreas concretas que nos gustaban, ya que es imposible ver todos los cuadros, pero estuvimos mucho rato a pesar del cansancio para ver lo que queríamos. Nos dejó impresionados el museo de Churchill, es un sitio donde no sólo puedes ver toda su historia, objetos y curiosidades, si no que además estás dentro de los subterráneos secretos donde decidieron todo y molaban mucho los gabinetes de guerra. Divertidísimo el museo de cera Madame Tussauds, realmente las figuras parecen de verdad (no como el de Madrid que están hechas con el culo), te puedes hacer fotos con ellas, están al alcance como si estuvieran entre la gente, me lo pasé muy bien. Y para el final, el maravilloso Royal Albert Hall, un recorrido por el interior, subiendo por varias plantas, entrando dentro del Hall, las salas reales, asomarse por el palco real, conocer su historia de uso, de construcción, de cambios, de acontecimientos, ver fotos de toda la gente importante que ha pasado por alli, y sobretodo el oir y ver desde arriba un ensayo de una orquesta de París que tenia concierto esa misma noche, impresionante. La guia simpatiquísima y siendo los únicos españoles, que no podía hablar español pero que hablaría despacio y nos preguntó si había problema… la entendimos perfectamente, estuvo muy atenta.

            No podía faltar mientras paseábamos por distintos barrios, ver la inmensa cantidad de musicales que hay, aun dura el de We will rock you (cabrones!), ver tiendas como Harrods, allí me compré un DVD de Queen por 7 £, que no había visto en mi vida y estaba tiradísimo al cambio, porque allí todo es carísimo pero lo que es música, libros y películas están muy asequibles, a ver si aprenden aquí. Lo mismo me pasó cuando cerca de la zona de Picadilly mirando tiendas nos encontramos con un cartel que anunciaba el nuevo álbum de Metallica, recién salido del horno…  que te ofrecían además una camiseta si la comprabas con el CD te salía más barata… pues en total las dos cosas 18  £… haced cuentas, cuanto costaría un cd de estreno y una camiseta juntas, mucho más. Pero ahí no quedó la cosa, ya comprados el cd y la camiseta, ya no queríamos salir de ahí, todas las cosas de coleccionismo que había era una pasada, al final nos decidimos por un vaso de Queen y una taza también, ambas por 5 £ cada una, flipante. Al menos nos llevamos recuerdos de allí, porque lo demás intocable, los souvenirs caros de cojones. Una pena que en las películas en DVD, igual que en Paris, el español parece que no existe, subtítulos de todos los idiomas menos el español, la madre que los parió, si no también hubiéramos arrasado, porque eran una pasada y estaban baratas.

            Como buena fan, no podía irme de Londres sin estar ahí, nos acercamos hasta el barrio de la casa donde vivió Freddie Mercury, bastante humilde la casita por cierto y un tanto descuidada por fuera, aunque mola ver las inscripciones de todos los fans dejando frases guapísimas dedicadas a Freddie, da un poco de mala impresión, deberían dejar la casa como museo y así no pintarían en la puerta. Pero bueno, guay al fin y al cabo.

            Creo que no me olvido nada, como siempre quien quiera ver las fotos que me lo diga, pero vamos, ya se que no.

Uno de los guapísimos parques

Freddie Mercury en Madame Tussauds




Nicole Kidman en Madame Tussauds

El Big Ben



El puente de la torre de Londres

Garden Louge