Febrero del 2006


Ni los pingüinos pueden estar tranquilos

Publicado en General el 12 de Febrero, 2006, 2:46 por WhiteQueen

La monogamia gay de los pingüinos

Un zoo alemán fracasa en su intento de "solucionar" la homosexualidad de sus pájaros bobo con varias hembras.

SILVIA ROMAN

Corresponsal

BERLIN.- Los seis pingüinos gays del zoológico de Bremerhaven siguen relacionándose entre ellos y empollando una piedra a falta de un huevo. Las espléndidas cuatro hembras de pingüino que les fueron traídas desde un zoo de Suecia no han tenido éxito en su misión. De nada han servido sus dotes seductoras ni la llamada de la naturaleza. Los pájaros bobo han preferido seguir macho con macho este año y las han rechazado, lo que les ha producido una irremediable timidez.

            "Las suecas están en retirada", ha informado Heike Kück, la directora del zoo de esta ciudad del norte de Alemania. Kück protagonizó un pequeño revuelo hace justo un año, cuando anunció que de las cinco parejas de pingüinos que había en su zoo, sólo dos eran heterosexuales, un problema que estaba dispuesta a solucionar para asegurar la reproducción de estas aves.

            En cuestión de días, el zoo germano importó cuatro hembras de pingüino procedentes de Escandinavia, mientras Kück tenía que hacer frente a una avalancha de críticas desde múltiples asociaciones de gays y lesbianas, que la acusaban de despojar a estos animales de su derecho a elegir pareja sin la intervención del hombre.

            "En este zoo no se pretende separar a la fuerza a nadie", se defendió entonces la directora. "Únicamente queremos salvar una especie amenazada", aclaró, recordando que los pingüinos de Bremerhaven son los llamados Humboldt, de los que hoy día se calcula que quedan sólo unos 2.000 ejemplares.

            Transcurrido un año, el resultado es negativo, en cuanto a la cuestión de la procreación. Ningún macho Humboldt se ha acercado a Left-Arrow, Diagonal-Line, Charley o Six-Point, como se llaman las hembras tímidas o, mejor dicho, hundidas por el orgullo herido.

            Sin embargo, ya lo advirtieron desde el zoo: "El fenómeno homosexual en el reino animal es difícil de camibar y estas parejas de pingüinos llevan muchos años juntas". Y así ha sido. Desde febrero de 2005, sólo dos pequeños pájaro bobo han nacido en Bremerhaven.

            Una de las causas que pueden justificar el escaso éxito de las hembras entre sus compañeros es que éstas llegaron fuera de la época de apareamiento y se mostraron más retraídas de lo deseable. En cualquier caso, los machos no abandonaron las costumbres adquiridas en los últimos tiempos y siguieron con sus prácticas homosexuales.

            "He de reconocer que en el zoo nos alegramos por cada pareja heterosexual que se forma, ya que éstas son las que ponen huevos. Ahora bien, nosotros aceptamos a las parejas de machos y nunca les obligamos a la heterosexualidad, como se nos echó en cara el año pasado", especificó una vez más Kuck esta semana, durante el anuncio de que "las damas" seguían "con las manos vacías".

            "La homosexualidad está muy extendida en el reino animal", incidía Kück, quien parece querer frenar a toda costa que le sigan llegando decenas de e-mails y cartas repletas de descalificaciones. "Existen unas 450 especies en las que se ha confirmado la homosexualidad y, entre los pingüinos, no es ninguna rareza", añadía, para culminar, en todo caso, con un deseo: "Puede ser que el año que viene, ya conociéndolas bien, cambien a sus parejas de hace años".

            Para quienes quieran conocer a los protagonistas de esta historia, pueden entrar en la página web del zoológico (www.zoo-ammeer-bremerhaven.de), donde se anuncia que los visitantes enamorados pagarán sólo la mitad de la entrada el próximo día 14 de febrero (San Valentín), ilustrando la oferta con una fotografía, cómo no, de los pingüinos gays.

 

            Este artículo lo he trascrito tal cual ha salido en el diario El Mundo, me impactó muchísimo, sobretodo el tono humorístico de la periodista al contarlo. No he podido copiarlo porque para ver el artículo entero en la página de El Mundo, tienes que estar suscrito o pagar o algo así.

         Lo que les faltaba ya, ni los pobres animales pueden estar tranquilos, parece que en este zoo no conocen la selección natural, ni la evolución de la especie… a ver, si a través del tiempo han sobrevivido unas especies y otras no, es por algo, han pasado los años y sobreviven los más fuertes, los que mejor se adaptan a las circunstancias (climáticas, por ejemplo), si estos pingüinos son gays, será por algo, por mucho que se intente, no van a dejar de serlo. Si por eso se extinguen, será porque tiene que ser así, pero que los dejen tranquilos, joer.

         Además, si les han traído unos pingüinos hembras suecas… si con eso no cambian de costumbre sexual… no lo harán jamás… estos alemanes tienen unas ideas… oye…