Septiembre del 2005


Comentarios de Las Reglas del juego

Publicado en Cine el 28 de Septiembre, 2005, 21:33 por WhiteQueen

            Hacía bastante tiempo que no veía Las Reglas del Juego (The Rules of Attraction), es una película que da igual que la haya visto varias veces, sigue siendo una gran peli. La primera vez cuando la vi en el cine, tras muuuucho insistir a mis amigos, ya que para ver una película chorra que ellos quisieran se iba enseguida, para ver una que merece la pena, siempre había pegas, la vi en Palma, y casi llegamos tarde al cine, para que luego sólo me pareciera extraordinaria a mí. Bueno que eso, que la primera impresión fue muy fuerte, lo primero que ves es una escena que da un poquito de asco (de poco a mucho, depende del estómago de cada uno), y luego va marcha atrás (da más asco aun verlo marcha atrás). Entonces te preguntas ¿esto que es? ¿por qué va hacia atrás? pero te mola. Después de verla entiendes que no se podía haber hecho de otra forma, porque realmente pasas por el mismo momento pero desde el punto de vista de otro personaje, o que en ese momento está pasando en una habitación una cosa pero en otra está pasando otra cosa, ese es el motivo de ir marcha atrás y marcha adelante.

            Luego tiene sus historias que a veces no sabes si está pasando o no, porque ves lo que el personaje está pensando y lo que está sucediendo realmente a la vez (la pantalla dividida), vamos que para entretenerte más aun, tienes que intuir que es lo que ha pasado de verdad (al final lo sabes, pero en ese momento dudas). Ese punto también me pareció muy original.

            Además de los puntos cómicos, como por ejemplo la aparición de Richard alias Pichard (Dick en versión original), tiene sus puntos dramáticos, destaco una escena que es muy fuerte, la representación de un suicidio. Yo lo pasé mal de verdad. Está muy bien caracterizado y tiene como fondo una canción que se va yendo y escuchando de forma distorsionada a la vez que va llegando la muerte. Impactante.

            Otro punto destacable es como se describe en pocos minutos (no lo he contado pero puede que en 2 más o menos) un viaje por muchos países de uno de los personajes, lo cuenta con toda clase de detalles pero con una rapidez increíble, aun así no te pierdes detalle en ningún momento. Un montaje espectacular de imágenes mientras va relatando las aventuras del viaje, está muy bien, me gustó.

            Mucha gente debe pensar que es la típica película de juergas universitarias y tal…y puede parecerlo, sí, en parte lo es, pero lo que la hace distinta a las demás y única es la manera de contarla, como está representado, como todos los detalles son importantes (hay un personaje que pasa desapercibido no solo para uno de los personajes, si no hasta para nosotros, está hecho para que suceda así, cuando la vuelves a ver si te fijas porque ya lo sabes). Todo en esta película tiene su razón. Hasta hay un guiño a otra película (que no me había fijado y eso que leí el libro) porque resulta que un personaje se llama de apellido igual que el de American Psycho, y luego hay un momento que lo nombra y todo (claro, luego te das cuenta que tanto American Psycho y The rules of attraction están escritos por el mismo autor). Que cosas. Este Roger Avary (el director) es total. Luego te enteras que realmente es su hermano (lo he tenido que buscar aparte que me lo tuvieron que decir, no me fijo en tantos detalles) y es la continuación de la historia, en una se centran en Patrick Bateman, y en ésta en Sean Bateman.

            Podría hablar de cada uno de los personajes y sus actores correspondientes, pero me estoy alargando mucho. Me voy a centrar sólo en dos de ellos:

1.      Ian Somerhalder hace de Paul Denton. Que yo sepa Ian en la vida real no es gay, pero en esta película hace de gay sin exagerar (salen otros gays "amigos" y ni de coña lo hacen como él, tan exagerados, no es tan creíble). No he visto gay más real que él. Lo hace perfecto, tan sensible, herido, alocado, hace un baile probándose ropa delante del espejo que es total y luego otro baile con "Pichard" saltando en la cama muy divertido. Destaco una escena además que se le nota tan dolido, engañado, desilusionado… este chico promete mucho. Yo creo que se le irá conociendo más, no he visto la serie pero ha salido en "Perdidos" y algunas seguidoras de la serie se habrán fijado por su físico o sus ojos, seguramente. Ha hecho otras películas pero ni por asomo la gente se acuerda.

 

 

 

2.      James Van Der Beek hace de Sean Bateman (el protagonista). No es el típico niñito universitario guaperas, no. Es un tipo raro, a veces parece que le da igual todo, está pensando en una cosa, tú crees que le está dando importancia pero no es así, enseguida cambia de tema totalmente como si no hubiera pasado nada. Como si no tuviera sentimientos, ves que se está obsesionando o apasionando por algo pero luego resulta que no ha sido así, ni él mismo se da cuenta, y nos engaña a todos vilmente. Va haciendo daño a quien se cruza por su camino y luego pasa totalmente. Hace un papel muy logrado, la verdad. Su expresión, vamos, su cara y sus gestos, son básicos en esta película y los borda.

En definitiva, hay que verla. No deja indiferente, eso seguro.

Crítica de Princesas

Publicado en Cine el 26 de Septiembre, 2005, 16:16 por WhiteQueen

            Esta película dirigida por Fernando León de Aranoa cuenta la historia de dos mujeres prostitutas, que aunque al principio están enfrentadas porque una es inmigrante y la otra no, al final descubren que las dos van por el mismo camino, no tarda en surgir complicidad entre ellas y en la película se muestra todos los problemas que conlleva vivir en ese mundo y que no es fácil.

            Protagonizada por Candela Peña (Caye en la peli) y Micaela Nevárez (Zulema, la chica sudamericana), dos princesas que quieren sobrevivir en su reino imaginario, porque lejos de él morirían de nostalgia. Zulema vive lejos de su país y al no tener papeles no tuvo otra opción que trabajar de puta, y Caye tiene un sueño y necesita mucho dinero para poder cumplirlo. Caye frecuenta junto con otras "compañeras" una peluquería para hablar de sus cosas y poner verdes a las inmigrantes que, según ellas, les están quitando el negocio porque les cobran menos. Caye llegará un momento que tiene que callarse porque su amiga Zulema está entre ellas, no se atreve a defenderla delante de las demás aunque luego pasan otras cosas… Entre las residentes hay una yonki, que debido a su estado, ya ni puede trabajar, según cuenta antes estaba estupenda y tal y las visita pero la dueña de la peluquería no la deja pasar al baño, pero Caye siempre tan buena la quiere ayudar.

            En definitiva trata muchos temas como la amistad, el sexo, la prostitución, la discriminación, el racismo, la inmigración, las drogas, malos tratos, humor, drama, soledad, nostalgia… emociones por todos los lados, sobretodo con Candela Peña, concretamente hay varias escenas que se te ponen los pelos de punta, seguro que más de uno se le escapó alguna lagrimita. Hace un papel muy natural, real como la vida misma, creíble, no parece que esté actuando. A mí me emocionó. Aunque lógicamente hay otros actores en el reparto, Candela Peña absorbió toda mi atención, no puedo hablar del resto, la verdad.

            Personalmente el tema que trata me pareció muy duro, independientemente que algunas habrán que lo hagan por placer, la gran mayoría lo hacen por desesperación o por necesidad, por tener dinero "fácil" y rápido. Últimamente con lo de la inmigración, también se ha visto afectado en este terreno, precisamente si no tienen papeles, no hay muchas opciones, y acaban metidas en la prostitución. Algunas hasta vienen engañadas por cabrones prometiéndoles una vida mejor que en su país y las meten por obligación. Hay tantos casos, la verdad es que es muy triste. Aún así la película merece muchísimo la pena, no os la perdáis.

¿Cómo es tu jefe?

Publicado en General el 22 de Septiembre, 2005, 13:08 por WhiteQueen

 

Siguiendo con el tema de estos días, me ha parecido interesante clasificar a los jefes en varios grupos, por supuesto cada persona es un mundo, pero a veces todos se parecen en algo:

 

  1. La gran mujer: Esa mujer que ha llegado hasta lo más alto, pero se ha olvidado de un pequeño detalle, de lo que tuvo que pasar años atrás para llegar a donde ha llegado, y se lo recuerda sobretodo a sus empleadas “Yo he tenido que pasar por esto para estar aquí, así que fastídiate”. Es lo que ocurre cuando se le ha subido a la cabeza el haber llegado al mundo de los negocios, falta de costumbre, no debería ser así.

  2. El que apaga las luces: Este suele ser el que llega más fresco que una rosa dos horas después que los demás y luego va orgulloso diciendo que es el último en irse de la oficina, pero es el que trabaja menos que ninguno. No sé, parece que le dan  un premio por irse el último, si no, no me lo explico.

  3. El amenazador: Este es el típico perdonavidas cuando, tras mucho pensártelo, aguantando enfermo yendo al trabajo, como si pidieras algo extraordinario, decides decirle armado de valor: “Tengo que ir al médico” y te contesta con cara de cabreo: “Tú mismo, tú sabrás lo que haces”. Vamos, que no perdona ni siquiera una urgencia.[1]

  4. El que aparece con prisas a última hora: Le encanta llegar de repente (sobretodo cuando estás a punto de irte), cuando ya no crees que va a venir y no se le ha visto el pelo en todo el día, y… ¡sorpresa! se presenta con una cara de perros y de pocos amigos y empieza a soltar marrones a to dios y luego poco después ya se va a casa (muy a gusto, claro, se ha desahogado con el personal…).

  5. El inoportuno: Cuando estás concentrado, o a punto de terminar algo importante, llega y te llama para que vayas a su despacho, tras mucho rato, sigue y sigue hablándote de cosas que no tienen importancia (que está muy bien, pero no cuando te entorpece en tu trabajo o cuando ya te vas a ir), da igual si has quedado, si te tienes que ir, piensa que no tienes vida privada…

  6. El que parece que no tiene casa: Ya estás casi preparado para salir, apagando el ordenador, a punto de ponerte el abrigo…faltan 5 minutos para irte… ¡Pero no vas a irte! Justo suena el teléfono, y es él, además quiere convocar una reunión para ya. Claro, ahora ponte a apuntar quien acude, quedándote un buen rato más, seguramente tendrás que preparar cafés… Parece que no ha tenido tiempo en todo el día y lo deja todo para el último momento.

  7. Otros (El cajón desastre): Aquí se meten a todos los demás (seguro que quedan mucho por describir), por ejemplo, el jefe que nunca aparece y justo cuando no quieres que aparezca (suele pasar cuando está haciendo algo indebido), ale, ahí le tienes para que te pille in fraganti. Y muchos otros ejemplos…

 

Bueno, seguro que cada uno puede identificar a sus jefes en alguno de estos casos, y si no es así, estaría interesante saberlo, ya me contareis.

 

 



[1] Esto le será familiar a alguien que yo me sé, ¿eh?

¿Un mundo laboral mejor es posible?

Publicado en General el 19 de Septiembre, 2005, 19:05 por WhiteQueen

 

Esto es un collage que he hecho con los recortes del periódico, sólo para que vierais de donde salía la idea. Por falta de espacio he preferido no pegar el artículo entero porque eran dos páginas.

Quien no se ha planteado que no está a gusto con su trabajo, ya sea por sueldo, por horario, porque hace horas extras y no se las pagan, porque no puede cuidar de los niños o no se puede permitir pagar a alguien que los cuide y tiene que trabajar a tiempo parcial… hay tantos casos. Pero todos tienen algo en común, el estrés que produce, y eso se traduce en ser menos eficientes en el trabajo, porque está claro que si está a gusto trabajando, se rinde más.

Parece ser que los españoles somos los tontos de turno que trabajamos más horas, cobramos menos, y salimos más tarde de trabajar que el resto de paises europeos. Creo yo que en Edimburgo no se mueren por salir a las 5 y que las tiendas cierren a las 5 y media, tienen otras costumbres, no se, parece que no les va mal (mi compañera de trabajo estuvo viviendo allí y me cuenta maravillas asi que seguro que nos iría bien). Estamos acostumbrados a que para conservar un trabajo hay que decir sí a todo, o si no ya sabemos donde está la puerta, y que para no nos despidan hay que aceptar lo que nos echen. No todo el mundo tiene la suerte de poder elegir puesto.

Yo la verdad no me puedo quejar actualmente, pero si es cierto que si se impusiera un horario común para todos se trabajaría mejor. Está claro que hay determinados puestos que necesitan otros horarios, sobretodo las empresas de servicios, pero hacen turnos, mientras no sobrepasen las horas permitidas, está bien. Lo triste es que hablas con la gente y ves que trabajan más de 8 horas y no les queda más remedio, cuando no debería ser así, y muchas veces no son compensados como realmente se merecen.

En fin, yo no puedo cambiar el mundo pero leyendo el artículo de este buen hombre, no es tan imposible hacer lo que dice, si en el resto de Europa se puede, aquí también. Él mismo cuenta su experiencia en el artículo (dice que por lo que hace no es ningún héroe, realmente hace lo que se debería hacer) y que si se aplicara funcionaríamos mejor, seguro. Quiere incorporar un derecho de paternidad además del materno (no en sustitución de, como se aplica actualmente en España). Cuenta como anécdota que al estar los dos trabajando, si se estropea la lavadora ahí viene el problema, es cuando se buscan excusas como por ejemplo "me he puesto enfermo" o recurrir a un familiar para que esté en el lugar porque los técnicos van a ir en horario de trabajo. No sé, parece que el ministro Jordi Sevilla tiene buenas intenciones, a ver que consigue, tendremos que echarle un cable, ¿no?

Opinión sobre las tallas de ropa

Publicado en General el 14 de Septiembre, 2005, 13:55 por WhiteQueen

            Bueno, hoy al menos no he tenido que esperar tanto, pero parece mentira como son las cosas, que justamente hoy viene un artículo en el diario Metro que indica que hay una subida de usuarios que utilizan el metro en comparación con el año pasado, y los trenes no están preparados para ello, aun así dicen que quieren que pasen en las horas punta cada minuto y medio. Como ayer ya me quejé lo suficiente de ese tema contando mi caso, eso ya lo dejo aparte.

            Aun así, otra vez leyendo las cartas de los lectores me he encontrado con una que es un problema que tenemos mucha gente, es algo muy cercano y seguro que muchos han tenido alguna vez quebraderos de cabeza por este motivo. La carta es la siguiente:

La carta del día

La odisea de buscar ropa si tu talla no es la 38

Mariela T. Madrid

Soy una mujer con grandes problemas para comprarse ropa. ¿El motivo? Los fabricantes piensan que todas las personas somos perfectas. Que todas las chicas tenemos una talla 38 y unas piernas de vértigo. Y la realidad es muy distinta. La mayoría de nosotras no responde a esos cánones de belleza que están de moda. Yo uso una talla diferente de cadera que de busto y no sé dónde comprar, salvo que compre piezas separadas. Las tiendas no se acuerdan de nosotras, de las que no tenemos medidas de modelo. Ahora estoy buscando un conjunto para una ceremonia y no encuentro nada. ¿Alguien puede ayudarme? Se lo agradecería.

            Bien, en mi caso, cuando era adolescente, "las niñas escoba" (llamo así a las anorexicas o a las niñas que ni tienen curvas ni tienen na) no estaba tan a la orden del día, así que o me compraba ropa de niña, o me sobraba por todos lados. El problema está en que mucha gente le ocurre lo contrario, ahora la ropa la hacen muchísimo más pequeña, y, o se van a tiendas especializadas en tallas grandes (que eso podría evitarse, antes encontrabas todas las tallas grandes que quisieras) o todo les va pequeño.

            Me di cuenta justo ayer, que me probé junto con mi compañera el uniforme de invierno para el trabajo. Ella se probó antes de mi llegada unos cuantos y le venian pequeños, asi que las abogadas fueron a otra tienda a mirar, y nos llamaron para que nos lo probaramos ya todo alli. Esta vez el problema fue a la inversa, la tienda tenia como talla más pequeña la 38, y justamente yo tengo una talla menos, así que el problema se dio la vuelta, todo lo que me probé me venía grande y a mi compañera todo lo que se probó le venía bien (al menos sí tenían su talla cosa que la otra tienda no tenía).

            Yo ahora no me quejo en ese sentido, porque no se si dar gracias realmente a eso, que hay ahora muchas tiendas que tienen tallas hasta más pequeñas que la mía y yo me considero que me faltan unos cuantos kilos, no quiero imaginar como estarán las que se pueden meter una talla 34 o 32 (sí, las hay, las he visto, increíble pero cierto). Tiendas como Zara o Mango o similares son las que tienen esas tallas, y por tanto, no tienen todas las tallas adecuadas (lo que antes era normal, ahora para ellos son demasiado grandes).

            Luego también está que las tallas son muy estandar, y aunque te compres tu talla, según tu constitución, puede aun así no irte bien, que sobre o falte por algún lado. La cosa es que es un poco imposible hacer que vaya bien a todo el mundo. Hay mucha variedad pero no para todos los gustos. Lo que deberían hacer es que todas las tiendas tengan todas las tallas, no limitarse a un solo sector.

            Da depresión, aunque a mi personalmente me da casi repelús, ver las modelos de Cibeles que están chupadas (lo mismo para los chicos), y luego las que se quieran comprar esos modelitos ni de coña podrían. Viendo eso, se creerán los que se encargan de hacer la ropa que todas (o todos) son así, y si no lo son, harán por serlo, y eso es lo triste. Son ellos que deberían adaptarse a la gente y no la gente a ellos.

A quejarse un poquito

Publicado en General el 13 de Septiembre, 2005, 15:29 por WhiteQueen

            Hoy, a pesar de salir con tiempo más que suficiente para llegar a trabajar, no he llegado a la hora esperada, tras las vacaciones, no sé si debido a que la gente ya se está incorporando a trabajar y tardan más los trenes (cuando debería ser al revés, que tardaran menos ya que hay más gente, que pasaran más a menudo), o simplemente mala suerte y he llegado justo cuando se acababa de ir el anterior, en los dos trasbordos.

            Desde las obras de la línea 3, he hecho muchas rutas averiguando cual me venía mejor, combinando líneas 5, 2 y 4; 5, R y 4; el bus alternativo gratuito, cercanías, y actualmente tras varios "experimentos", combino línea 5-cercanías-L6. Eso me permitía que si el cercanías tardaba un poco, me podía leer el periódico Metro o similares, pues nada, hoy me ha dado tiempo de sobra de leerlo, tanto esperando la línea 5, el cercanías, y la línea 6. Aprovecho para expresar mi queja por las obras, que no sé como se lo montan pero ya parece que forma parte del paisaje madrileño, y cuando las acaben empezarán otras. A ver si las acaban pronto porque es un cachondeo.

            En fin, al menos he leído buenas y malas noticias mientras me inquietaba esperando los trenes. Empezaré por las malas:

1. Narbona augura una subida en las facturas del agua: "En ningún caso habrá restricciones de agua para el consumo humano en Madrid". La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, despejó ayer así de una vez por todas el que se ha convertido en uno de los principales temores de los madrileños: el recorte de agua a causa de la sequía que azota la región… "

Bueno, estaba claro que con la sequía algo iban a hacer, menos mal que restringirla no la van restringir, proponen utilizar agua depurada, reutilizar el agua, vamos. Pero eso sí, a subir el agua, que no creo que tarde mucho en ser un bien lujoso a la par de necesario. Algunos la derrochan, algunos la utilizan bien, pero controlar a todo el mundo, por muchas campañas que se hagan aconsejando el ahorro del agua… es bastante difícil. Subirán los precios de las facturas, pero el agua seguirá igual, que se le va a hacer.

2. En la sección de cartas del lector, me ha llamado la atención un comentario de un madrileño que ve como se avecina lo que nos va a perjudicar la compra de Unión Fenosa por Gas Natural:

El recibo de la luz nos costará caro.

Fernando González. Madrid

Todo el mundo habla de lo bueno que va a ser para los consumidores la compra de Unión Fenosa por Gas Natural. Cuando oigo que no habrá repercusiones porque toda la energía esté en las mismas manos, reflexiono sobre lo que me pasó ayer. Llamo a Gas Natural porque necesito desplazar mi contador tan sólo un metro. Un comercial me dice que me cuesta casi 600 euros y le digo que es un disparate. Evidentemente es un robo consentido. Le presiono y me acaba reconociendo que casi todo el mundo lo encuentra disparatado, pero para mantener el servicio de gas es necesario. Ésta es la consecuencia de un monopolio consentido por los gobernantes que deberían intervenir y que, a cambio de no hacerlo, recibirán una buena cesta por Navidad, o un apartamento en Torrevieja, o una cuentecita en Suiza. Me imagino que con esta anécdota, el ciudadano de a pie se imaginará las consecuencias de la OPA y cómo le va a repercutir el monopolio en su recibo de la luz.

Yo, que anteriormente no había oído hablar de Unión Fenosa, hasta que llegué a Madrid (en Mallorca la empresa habitual es Endesa, y últimamente también se oía hablar de Iberdrola), tuve tiempo más que suficiente de saber de que iba dicha empresa. Trabajé de teleoperadora y me tocó la campaña "Plan Integral" que consistía en que los clientes que tenían contrato con Gas Natural, dejaran que Unión Fenosa les facturara los dos servicios, luz y gas, ofreciendo unos "maravillosos descuentos" en las facturas (una trampa que muchos caían y luego se quejaban, pero es lo que pasa con estas cosas). A mi me costaba hacer contratos por ser demasiado sincera, y claro, no picaban, me sabía tan mal engañarles… No sabía porque, pero veía cerca que pasaría algo así, que una absorbería a la otra, quien captara más clientes, veo que ha sido Gas Natural. Y claro, los que se libraban de Gas Natural y lo tenían todo eléctrico, van a flipar, espero que se salven aun los de Iberdrola.

Mi madre en casa, se quitó hace años la instalación de Gas Natural, porque quisieron timarla cuando hicieron una inspección, a todos los vecinos les precintaron las cocinas porque según ellos había escapes (muchos tenían cocinas nuevas y no colaba, pero aun así, las precintaron), ella dijo que hasta aquí había llegado, se dio de baja y se instaló Gas Butano, desde entonces, aunque sea un engorro lo de las bombonas, sale muchísimo más barato y gastas sólo lo que consumes, no tienes que pagar un dineral como en Gas Natural que aunque no lo utilizaras te venia la facturita con la cantidad pertinente.

Es increíble como abusan de nosotros, a ver por donde sale esto.

Y de las buenas destaco ésta:

3.       Buenafuente, a por el trono de las noches: Los noctámbulos ya pueden respirar tranquilos: a partir de esta semana, la franja del latenight se volverá a animar.

Por fin vuelve el programa de Buenafuente, según comenta será más o menos como la temporada pasada, habrá alguna novedad pero poca cosa, dice que si gusta para que cambiar. Espero que no hagan que nos cansemos de El Neng, que lo están publicitando demasiado, pero bueno, se que Eduardo Soto tiene muchos personajes guardados y lo sustituiría por otro igual o mejor. El resto de personajes seguirán: Palomino (este no me gusta), Asunción Angulo, el Vasco, el Follonero, Corbacho… la cosa promete, a ver que tal.

Lo malo es que a mi que me gusta tanto, nunca lo puedo acabar de ver porque acaba muy tarde, ahora si que echo de menos el video… así podría verlo entero. Algo tendré que inventarme, jeje.

            Bueno, me he quedado a gusto, de momento ha sido una buena vuelta de las vacaciones salvo lo de hoy, el curro va bien, al menos como siempre, que así siga…

            Mientras haya estos retrasos con el transporte me da a mí que podré leer más, ya sea el diario o el libro que me esté leyendo (debería leer con un ritmo más rápido, tardo mucho en acabarlos). De esto había que sacarle el lado positivo, ¿no?

Unos días en Salamanca

Publicado en Personal el 8 de Septiembre, 2005, 0:26 por WhiteQueen

            Después de unos días de relax en Salamanca prefiero no pensar que me queda poco para acabar las vacaciones. Aún así cuando las eche de menos leyendo esto que escribiré me puedo ir (aunque sea mentalmente) por allí un ratito.

            En todos los días he podido ver todo el centro histórico de Salamanca, ya que el hotel estaba allí mismo, y teníamos todo a dos pasos. Y todo es precioso, la catedral, la universidad, estuve en el archivo, me hizo gracia la casa de las conchas (al menos me pareció original que toda la fachada tenga conchas de piedra), la iglesia de San Martín, la plaza mayor es guapísima (es cuadrada, más pequeña que la de Madrid que es rectangular, pero más colorida, será por eso que me gustó más, como anécdota estaban pintando en el suelo un tablero de ajedrez, supongo que por las fiestas que empiezan estos días), pasé por el puente romano con su río Tormes (para mi un río es novedad y me encanta, como en Mallorca no hay río…), el parquecito, los arbustos, no se, todo. Como fuimos con días de sobra, pudimos verlo todo con tranquilidad, sin prisa, un día esto, otro día lo otro… y si no al hotel a descansar… o no…

            El hotel impresionante, barato, buena atención, bien equipado y la habitación enorme, lo que más me gustó… no lo puedo esconder, había unos espejos, no dentro de las puertas de los armarios que suele ser lo habitual, estaban fuera, eso daba otros usos bastante interesantes (echadle imaginación), me ha gustado la experiencia, jeje.

            Para estar relajado y tranquilo es la ciudad ideal, si no es por las obras que teníamos delante, había un silencio absoluto, nada de ruidos, lo bueno que tiene que todo el centro histórico es prácticamente peatonal, por eso no había ruidos molestos de los coches.

            En cuanto a la comida, extraordinaria, eso que estábamos en la zona que se supone que tiene que ser cara, pues comimos hasta hartarnos, un día de parrillada, otro día de tapas (baratísimo y con poco acabas lleno a reventar), otro día de menú (la comida de Salamanca es muy casera y muy sana, hay mucho para elegir y todo está buenísimo). Lo que no debe ser tan sano pero aun así esta de muerte es el hornazo, yo comí unos trocitos y es que no podía más, pero te daban ganas de zampártelo entero de una sentada. Hasta descubrimos un restaurante turco, que aunque hay en todas partes, no había probado yo algo tan picante como eso, la próxima vez que repetimos lugar lo pedimos sin picante y estaba… ufff, además las pitas (el pan de pita ese o como se llame) no eran igual tampoco, eran más finas, más grandes y luego las enrollaban una vez rellenas de lo que querías como si fueran un rollito (un rollito un tanto "deforme" pero bueno, al menos se podía comer mejor, más cómodo).

            En definitiva, es una ciudad que no me importaría repetir para dejar atrás el estrés, estar de relax, que si te apetece te das una vuelta por las plazas, siempre hay ambiente por los estudiantes, mucha gente joven sobretodo, pasear por esas calles tan bonitas, todo barato (en comparación con Madrid, claro), hasta íbamos viendo carteles por todas partes de pisos en venta o en alquiler y nos tirábamos de los pelos…jo.

            Bueno, seguro que me dejo muchas cosas atrás pero en general lo pasé muy bien, me gustó mucho y… quiero unos espejos como los del hotel!!! jajaja