Crítica de Solo mía

Publicado en Cine el 2 de Agosto, 2005, 0:19 por WhiteQueen

Solo mía, una película recomendable aunque no deja de ser últimamente típica. No se parece en nada a otras películas que tratan el tema de los malos tratos en la pareja pero es más de lo mismo, ahora parece que está de moda hablar de ello y eso no lleva buen camino, realmente no sirve de nada, el que maltrata (en todos los casos, el o ella, sea pareja o familiares del mismo sexo o de distinto, la violencia en general) no creo que le importe que hagan una película de eso, lo seguirán haciendo porque están enfermos.

La película logra mostrar sin miramientos lo bonito que puede ser el principio de una relación, enamorarse, ser felices, hacer planes para un hijo, y luego vienen los primeros reproches, la primera bofetada, y acaba desencadenando palizas, humillaciones y más… acaba siendo una tortura que acabas haciendo gilipolleces, por el miedo o por el que dirán o porque se piensa que cambiará… mil cosas.

         Me parece una idea original que empiece y se vaya desarrollando la película según el punto de vista de como lo vive, en este caso Paz Vega hace de mujer maltratada, como ella se sentía y quiere hacer ver a Sergi López en el papel de marido maltratador que tal se está al otro lado, de poco le sirve, pero bueno, al menos se intenta.

         A pesar de que debe ser difícil para una mujer hacer un papel tan duro, Paz Vega lo hace muy bien, se hace muy creíble, puedes percibir la desesperación que puede sentir una mujer en esa situación. Sergi Lopez, que se le nota muchísimo su acento catalán, te crees realmente que está enfermo, por tanto para mí también lo logra  de manera considerable. Papeles secundarios pero por ello no menos importantes destaco a Alberto Jiménez, encarnando al amigo de Joaquín (Sergi López) que procura avisarle que obra mal, que necesita ayuda, incluso llega a pararle los pies en algunas ocasiones en otras situaciones violentas (las de violencia con su mujer no hay nunca presentes, la niña aunque se entere poco al ser pequeña), mucho más protagonismo tiene Elvira Mínguez que se llama en la película Andrea, la amiga de Ángela (Paz Vega) y mujer del anterior, está con ella en cada momento, apoyándola, incluso defendiéndola de las agresiones finales, casi por equivocación, que lleva al desenlace final. Para mi es lo único que no me termina de convencer, ese final, no se, te lleva a pensar, se lo merece, también piensas, por mucho que hiciera, eso no se lo deseas a nadie, en mi opinión eso no quita que estuviera enfermo, bueno, tal vez quiere dar a entender que si no acaba así, hubiera acabado peor, o las escenas serian inevitables, nunca acabarían. Maravillosa la interpretación de Blanca Portillo, breve pero intensa, jeje, más conocida por su papel en 7 Vidas, esta vez ejerciendo de abogada defensora de Joaquín, hasta ella llega a advertirle que hace mal, que puede acabar en prisión por ello, pero bueno, ella como abogada se limita a su trabajo, no puede hacer nada por cambiarle.

         Algo que da bastante rabia, que haya alguien que quiere arreglar las cosas de manera equivocada, es el caso de la madre de Ángela, cuando empieza a contarle la primera bofetada y la primera paliza, ella hasta se alía con él, intenta convencer a su hija que no pasa nada, que es normal, que se pondría nervioso, que se le olvidará… es increíble lo ciega que está la madre con el yerno, no es tan admirable como cree, al final se dará cuenta pero más vale tarde que nunca.

         En definitiva, una película dramática, no te deja para nada indiferente, ya que el tema es delicado, y si uno es humano, no puede verla sin que le afecte, algunos más, otros menos… pero la recomiendo. A ver que os parece.